Archive for the ‘Guerra’ Category

Parte de mi tesoro

No sé si lo había mencionado antes….hay un proyecto personal que me carga de cabeza y al cual últimamente le estoy dedicando mucha atención y ganas….

Mi abu…como ya decía antes, tuvo que vivir una experiencia terrible con las dos guerras mundiales, le tocó tanto la primera como la segunda….pues ya se imaginarán…Meine Pupile es un libro abierto…yo crecí escuchando sus historias, las anécdotas, las tristes, las terribles, y las buenas también…Ella decidió escribir un libro, una autobiografía, si…. su intención es contar, una vez más, todo aquello que tuvo que pasar para llegar hasta el día de hoy…Yo, me he tomado como una meta,  editar y publicar ese libro, y es en eso en lo que he estado trabajando últimamente.

Cuando la abu comenzó a escribir, yo le pedí que me hiciera el honor de regalarme ese manuscrito….es algo que para mí tiene un valor que no puedo describir, es su vida contada por ella misma, escrita con su propia letra, y en un español medianamente dominado a pesar de los años en éste país….como comprenderán, para mí , ésto es un verdadero tesoro, algo para guardar en”Caja fuerte” pues….

En éstos días fuí a su casa….y casi me desmayo cuando la abu me llamó para entregarme un block de rayas, con algo escrito por ella…Dios mío….era el manuscrito de su libro…..Yo no había leído absolutamente nada de lo que ella había escrito durante éstos años….creo que he recibido uno de los mejores regalos de mi vida. Inmediatamente lo abrí, y me senté a leer….no podía parar….

Yo quiero compartir al menos algunos fragmentos de lo que ella quiere contar….acá voy:

“En el año 1.914, emigraron varias familias de Alemania para Ucrania, cerca del Mar Negro. Allá fundaron la colonia Neuheim.
Esa gente eran: mi papá Yohan Wagner, mi mamá Fedora Müller de Wagner, Emil Bier, Yohan Kammerer y la señora Ema, Friz Bolinger, Willi Raz y Edmund Löfcke.
Ellos compraron tierras, constuyeron bonitas casas, compraron ganado, caballos, trabajaron las tierras y sembraron toda clase de granos, trigo, centeno, avena, maíz y otros….
Papá montó un negocio donde se fabricaban las carrozas o “coches” de todos los tamaños. Era muy conocido por el negocio. Teníamos muchas gallinas, patos, ganzos, pavos.
Yo odiaba los pavos, ellos cuando están chiquitos, para la lluvia, chillan mucho. Yo los mataba con el fuete, hasta que un día mi papá me pescó y me dió en la pierna con la correa. Más nunca volví a matar.
Bueno ya eramos tres hermanos, Pedro, Olga y yo, Natalie. Todas las familias vivían unidas como una sola familia. Todos felices y contentos. Todas las noches eran reuniones y eran bromas y chistes. Mi papá tocaba bonito el acordeón. El solar de mi casa era grande, bailaban, cantaban. No había odio ni rencor. Todo como una familia. Así fueron poblando la colonia Neuheim.
El nombre Neuheim significa “Nuevo Hogar”. De Alemania vinieron más familias. Mi papá era el encargado de planificar o hacer los planes. El abuelo, papá de mi mamá, vivía a 5 Km de nosotros, también tenían casas muy bonitas, mucho ganado y muchas tierras.
En Rusia, la gente que tenía muchas tierras eran llamados Terratenientes o Culac. En cambio aquí los llaman “Hacendados”.
Las casas eran con muchos lujos, tapetes en las paredes y pisos de madera, camas de bronce, y la lencería era toda de un lino finito.
En días de fiesta íbamos de visita donde los abuelos maternos, porque mi papá era huérfano. Si era Navidad o Año Nuevo, íbamos en trineo y 4 caballos. Era muy divertido, había mucha nieve. El cochero tenía unas campanitas puestas a los caballos y eso sonaba tan divertido! ahora, si era en Semana Santa, entonces íbamos en coche, pero el coche tenía su techo y ventanitas. Nosotros, los muchachos, atrás, y papá y mamá adelante, y el cochero “Cucher” llevaba los caballos. Era divertido, pues llevábamos huevos pintados, panetones y golosinas. Pero felices al llegar donde los abuelos. Salían los criados a recibirnos y atrás venían los abuelos, tías y tíos y empezaba la fiesta.
Mi abuela que era siempre tan encopetada. Siempre andaba con un peinado alto, y las blusas con encajes, cuello alto, la ropa larga de crepé de seda, al caminar hacía mucha bulla. Me gustaba. Todo era divertido y todo era alegría. Pero esa alegría no duró mucho.
Bajó el Demonio del cielo. Empezaron a atacar, a asaltar a la gente. Esos eran los Tártaros, los Turcos, que se llamaban los Petliuras (bárbaros).
Ellos venían, robaban lo que les interesaba, destruyeron. Mataban y se iban. Atrás de ellos venían otros. Ya se acabó la tranquilidad. Empezó la propaganda de Lenin, y los del partido Leninista comenzaron a  criticar a los Zares. Metieron presos a los Zares y a los hijos en un sótano, y allí se murieron. Los mataron.”
 
“Empezó el saqueo a los Terratenientes. Los mataban e insultaban porque eran ricos. En ese tiempo era un delito decir que eras un terrateniente rico. Luego apareció Stalin. Ya eran dos. Stalin ofrecía ésto o aquello. Trozkiy era contra Stalin, la Crupskaya estaba con Stalin. Eso era uno cotra el otro. Hasta que mataron a Lenin y comenzó a dirigir el país Stalin. Empezó la Revolucióon Bolchevica, “Revolución de Octubre”, se llamaba “Octiaberska Revolucia”. 
Colgaban los afiches y decían que con Stalin no habían ni ricos ni pobres, todos son iguales. Igualdad para todos. Que las tierras para los campesinos y las fábricas y empresas para los obreros. Y el poder para los gobernantes. La gente creyó en las promesas. Ahí comenzó la guerra contra los capitalistas y los reyes. En ese tiempo el rey Nikolai Romanov mandaba en Rusia, pero la gente le creyó a Stalin. Empezaron a atacar a los terratenientes, a quitarles los bienes y a matar a la gente. Todo quedó en puras promesas.
Los fabricantes se quedaron sin nada. A los terratenientes los mandaban a trabajos forzados, lejos de sus hogares.
Empezaron a construir el Canal de la Volga “Río Volga” , se llamaba “Belomorski Canal”. 
Decía la gente que ese canal fué construido con puros huesos de los presos. Allá murieron miles y miles de inocentes y trabajadores. De esa gente se salvó un familiar de nosotros, se llamaba Ritten Albert. Era un muchacho buenmozo, joven. El era cuñado de mi mamá.
Como estaba tan enfermo lo dejaron ir para la casa. Cuando llegó, no encontró a nadie de la familia de él, porque a todos los habían matado. Entonces él se vino a Neuheim donde nosotros. Era como el hombre de las nieves, como un monstruo. Los pies se le congelaron y le quedaron puros tuquitos, no habían dedos. Las orejas se le cayeron, eran puros huecos. Las manos eran moradas y sin dedos. Todo el tiempo se orinaba, ya no tenía vejiga. Era un monstruo viviente. No duró mucho, se murió. Pero él nos contó cómo se moría la gente de frío y de hambre. Encima los maltrataban. Una hermana de él, Ritten Eigena, ella se ecapó y vino donde nosotros. Esa pobre muchacha se escondía debajo de las vacas en el establo. Porque la andaban buscando. Más tarde se tuvo que ir para otro lado, donde no la conocía nadie, y sobrevivió. Ahora está en Alemania.
La práctica de Stalin, y el control político por cada partido dentro de cada uno de éstos, vino a ser moldeado forzosamente. Nadie tenía derecho a defenderse, reclamar o replicar.
Mi papá cayó también  en las manos de los comunistas……”
 

Bueno…si sigo escribiendo , voy a postear el libro entero acá….. ésta historia me tiene atrapada, y la verdad, sumamente conmovida, no logro comprender cómo ésto pudo suceder……

 
 
 
 
 
Anuncios